En una población tan tradicional como la de arequipeña, las costumbres realizadas por sus descendientes se renuevan cada vez que se puede y si bien la pandemia los tuvo de cierta manera paralizados, la adaptación al contexto en el cual vivimos los hace reflotar para poder continuar con ellas, pues las “Peleas de toros” son parte de familias que residen en cada distrito de Arequipa.

Con alegría y fervor, cada miembro de la familia iba a la cancha de toros a ver a su lindo ejemplar pelear, pues ese torito representa a cada uno de ellos. Es así como se juntaban muchas personas para poder presenciar a los toros pelear, por ver quién es el más fuerte. Pero esto no comienza así de fácil, esta es una labor diaria y si bien es monetizada, los cuidados diarios son un trabajo tedioso para los dueños y preparadores.

LOS TOROS DE PELEA SON ESCOLTADOS POR SUS DUEÑOS HASTA EL CENTRO DEL RUEDO/ IMAGEN PASION Y CORAJE

Siendo las 8 de la mañana y sin haber tomado desayuno, sale pues el buen “Rambito” a entrenar para su pelea, ya que en cada una de ellas la condición física es más exigente debido a que no sabes cuánto se puede durar esta contienda. Con sogas y cadenas, el toro comienza a jalar en caminos rocosos o polvorientos un peso significativo para que el buen animalito haga fuerza. Tomando sus precauciones, los preparadores salen con mascarillas y correas en mano arreando al toro para que no se desvié de su ruta ya acostumbrada.

¡Vamos Cholo!, va gritando durante el camino para darle fuerza al noble animal para que continúe su caminata, que normalmente dura aproximadamente 30 minutos y que realiza cada dos días, dejando un periodo de descanso. Si bien en el trascurso del camino muchas son las personas que alientan al animal, muchas son las otras que no entienden el porqué de esa acción, no siendo parte de lo que es la tradición más representativa de esta ciudad.

DON MARIO PAUCA MANTILLA, INGENIERO DE PROFESION, PERO AFICIONADO DE CORAZON

Arrimándose a un árbol, cerca de llegar a la meta de su recorrido, Rambo comienza a meter corneadas, seguidamente alentándose del grito de su dueño, el señor Mario Pauca, que va diciendo “Jala Rambo, Jala Cholo, Fuerza, Yugo”, siendo estas las palabras más significativas para dar aliento al ejemplar.

Si bien la labor más tediosa en la preparación ya terminó, la de la alimentación aún continúa, puesto que las dietas alimenticias para el mejor rendimiento del animal son muy cuidadosas.

Deshojando choclos, picando matas de maíz, limpiando comederos y pozos de agua, es como el dueño de “Rambo” prepara su primer alimento del día, siendo este el más importante debido al trabajo que realizó el toro durante las horas de la mañana. Seguidamente, en su alimentación en las horas de la tarde se le proporciona una ración más pesado para poder mantener el peso del toro de pelea.

Así es como se realiza la preparación de un ejemplar antes de su fecha programada de combate. Si bien la coyuntura en la cual vivimos nos ha limitado de muchas acciones, el ingenio de dueños y promotores de las mimas, ha permitido que se pueda volver a realizar este tipo de acciones abiertas al público, pero de manera virtual. Gracias a la colaboración del gobierno Regional y La Asociación de Criadores y Aficionados de Toros de Pelea, la vuelta a las canchas de toros está a la vuelta de la esquina.

FAMILIAS ENTERAS ASISTEN ALA ENTREGA DE TROFEO GANADO POR SU EJEMPLAR.

Teniendo como protocolos de seguridad un número mínimo de asistentes, se ha determinado que las familias propietarias de los ejemplares asistan de manera reducida a 7 miembros por cada toro a pelear, teniendo un total menor a 100 personas dentro del campo de pelea. Para la población en general se cobrará 10 soles el ingreso para poder ver las tradicionales peleas de manera virtual. Si bien las sensaciones no son las mismas, poco a poco se irán mejorando para que así se pueda volver a presenciar de manera directa esta tan bonita costumbre.

Para todos los amantes de estas costumbres es algo realmente positivo que se pueda dar el tan ansiado reinicio de las tradicionales peleas de toros arequipeñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *