La gerencia de Fiscalización Municipal de José Luis Bustamante y Rivero, con apoyo de agentes de la comisaría del distrito, realizaron un operativo de control del comercio ambulatorio y de negocios no autorizados, logrando clausurar un local sin permiso y retirar a un aproximado de 100 vendedores ambulantes que se instalaron en las vías públicas, sin respeto a las normas municipales.

El primer punto de intervención fue la segunda cuadra de la Av. Las Convenciones, donde se clausuró un local de eventos que era usado para la venta de frutas y verduras sin contar con licencia ni los protocolos sanitarios, como una zona de lavado de manos, desinfección, control de temperatura y señalización para mantener la distancia recomendada.

Posteriormente, se desalojaron a más de 100 vendedores ambulantes que se apostaron en los alrededores de: el Cementerio General, en el sector de 03 de octubre y en la Av. Pizarro (alrededores de Mercado Total).

“Realizamos operativos diarios para evitar el comercio ambulatorio ya que, además de contravenir las normas municipales vigentes, ponen en riesgo a la población debido a que no cumplen los protocolos de bioseguridad correspondientes. La presencia de vendedores ambulantes provoca aglomeración de gente. Exhortamos a los vecinos a no comprar a los vendedores ambulantes ya que impulsan la informalidad y desorden”, indicó el Ing. Raúl Medina, Gerente de Fiscalización Municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *